CONCLUSIONES DEL 1r ENCUENTRO DE JÓVENES, FAMILIAS Y PROFESORADO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN VALENCIA

El pasado 29 de noviembre se celebró el «1r Encuentro de Jóvenes, familias y profesorado contra la Violencia de Género» en la Comunidad Valenciana.

Aquí os dejamos las conclusiones:

 

CONCLUSIONES

cartell_val_vg

La aplicación de Gossip entre los y las adolescentes. ¿Cómo prevenimos el acoso online?

Descargar artículo completo en pdf

Recientemente ha saltado la alerta entre las familias por el uso que se está realizando de la aplicación de Gossip en los móviles por parte de los adolescentes, algunos y algunas lo están aplicando para acosar, vejar e insultar a compañeros y compañeras de su propio instituto, barrio o localidad de forma anónima. Ante esta situación pueden aparecer diferentes posturas erróneas basadas en ocurrencias que empeoran la situación en lugar de solucionarla, y lo que se necesita es abrir espacios de diálogo alrededor de las evidencias científicas que sí nos ofrecen orientaciones para transformar estas situaciones de acoso y vejación entre adolescentes.

Con el objetivo de centrar el debate, en este documento exponemos de forma breve los siguientes apartados:

1) Explicación del fenómeno Gossip entre adolescentes.

2) ¿Por qué se utiliza para acosar? El contexto social de los y las adolescentes y la socialización preventiva de la violencia de género.

3)  El problema no es la aplicación, si no el uso que se hace de ella.

4) ¿Cómo podemos intervenir las familias? Modelo dialógico de prevención de conflictos. Tolerancia 0 desde los 0 años y en cualquier espacio (también online).

 1.    Explicación del fenómeno Gossip entre adolescentes.

Gossip es una aplicación de móvil creada por la Start up Crows&Dogs con el objetivo de difundir noticias, rumores que se están dando alrededor de un lugar conocido. Los  usuarios y usuarias pueden crear sus propios grupos y empezar a compartir aquellos mensajes sobre personas, noticias y rumores que quieran, de forma anónima. La aplicación está inspirada en la seria de TV norteamericana GOSSIP GIRL donde una chica anónima llamada “La Reina Cotilla” difunde en un blog todos los rumores, relaciones sexuales, sentimentales, etc. de los personajes adolescentes de una zona de clase alta de New York.

Solo hace unos meses que se creó esta aplicación y ha tenido un gran impacto entre el público adolescente donde ha crecido el número de grupos relacionados con diferentes institutos de Cataluña. Estos días ha saltado a los medios de comunicación este fenómeno porque muchos y muchas han aprovechado esta aplicación. El anonimato se aprovecha para enviar mensajes vejatorios y generar interacciones de acoso online dentro de estos grupos. En algunos casos los Mossos d’Esquadra han tenido que intervenir, por ejemplo cerrando el grupo que se había creado relacionado con el Instituto del Distrito de San Martí por el tratamiento vejatorio extremos que se estaba llevando a cabo[1].

El anonimato hace que los y las adolescentes se escuden detrás y expresen con más impunidad todos los mensajes que se les ocurren atacando a los compañeros y compañeras, y expresando con más violencia todos sus mensajes.

2.    ¿Por qué se utiliza para acosar?  El contexto social de los y las adolescentes y la socialización preventiva de la violencia de género.

¿Por qué los y las adolescentes utilizan la aplicación para acosar?, ¿Cómo han aprendido a vejar a los compañeros y compañeras con total impunidad?, ¿Y  por qué existe esta tendencia a utilizar aplicaciones como Gossip para acosar?

Para responder a estas cuestiones es necesario analizar en contexto social que nos rodea. La comunidad científica internacional está demostrando como el proceso de socialización de les relaciones afectivas sexuales de las y los adolescentes está marcado por una socialización que muchas veces vincula atracción con violencia[2].  Según las investigaciones científicas internacionales y las revistas con mayor impacto desarrolladas dentro de la línea de prevención  del acoso online, la prevención hace falta focalizarla en las interacciones que tienen los y las adolescentes, y en cómo pueden entre los mismos promover interacciones libres de violencia. El sistema educativo ha fallado en cómo enfocar la prevención de la violencia. Se han vendido programes de prevención a los institutos y a las escuelas que no estaban basados en evidencias, y han aplicado proyectos sin tener la constancia de su eficiencia. Lo que a menudo se ha conseguido es que mientras algunas y algunos profesionales solo utilizan el lenguaje de la ética desde arriba (profesorado, familiares…) intentando que los chicos y chicas sean “buenos” (no sexistas, no racistas, no violentos) los que tienen éxito frecuentemente fuera de las aulas presenciales son los “malos” (sexistas, violentos…).

No han trabajado lo que las evidencias científicas constatan sobre cómo se pueden construir relaciones afectivas sexuales desvinculadas de la violencia, qué hacer delante de una situación de acoso, y cómo la solidaridad entre iguales es una de las vías más efectivas para parar la violencia buscando siempre el apoyo a la víctima y el rechazo de quien acosa.

La sociedad adulta en sí, ha permitido que persones acosadoras queden impunes delante de las agresiones, y eso ha pasado en espacios de todo tipo, también en las universidades donde han aparecido iniciativas como Gossip, en este caso a través de las páginas de Facebook mediante la publicación de mensajes anónimos enviados al Informer de cada universidad. También entre estudiantes universitarios se están dando ejemplos de comentarios vejatorios, de acosos, y las instituciones universitarias no están actuando, en algunas declaraciones resaltan que forma parte de la libertad de expresión este tipo de comentarios anónimos y que por tanto no pueden intervenir. Hay casos donde, incluso, las potencian. Una vez más las instituciones universitarias no intervienen delante de la violencia, y son ejemplos también para las y los adolescentes.

Delante de la pregunta de cómo las y los adolescentes han aprendido a acosar y a vejar a compañeros y compañeras la respuesta es evidente: lo han estado aprendiendo a partir de una socialización que premia a quien es violento convirtiéndolo en atractivo. Aquel que representa una actitud violenta o vejatoria no recibe un rechazo social, si no apoyo, se les ríen las gracias, se les protege y en cambio a las víctimas se les ataca, se les ridiculiza, se les maltrata. De esta manera, delante de la pregunta de cómo puede ser que este tipo de aplicaciones se utilicen para acosar o vejar a compañeros y compañeras, es sencilla, simplemente son un reflejo, un espejo de lo que está sucediendo día a día en los pasillos del Instituto, en el patio o en el grupo de iguales. Hasta ahora quedaba en el espacio y tiempo definido, y ahora con este tipo de aplicaciones se hacen públicas online y puede ser consultada por cualquier persona de cualquier lugar del mundo, con las repercusiones que eso comporta a la víctima.

Hace falta ir, por lo tanto, a la raíz del problema, con tal de buscar vías de prevención. La socialización preventiva de la violencia de género tiene como objetivo el estudio de las interacciones sociales (medios de comunicación, grupo de iguales, familia, escuela…) que generan una socialización y aprendizaje de los modelos amorosos y de un atractivo que se vinculan a la violencia de género[3]. Y planteamos, a partir de las evidencias científicas, la socialización en modelos de atractivo libres de violencia

3.   El problema no es la aplicación, sino el uso que se hace de ella.

Por lo tanto, el problema no es la aplicación, si no el uso que se hace de ella. La solución no pasa por bloquear esta herramienta, porque mañana se creará otra y sucederán exactamente los mismos problemas, y aún más graves si se continúa no trabajando la raíz del problema. Aunque se mejore la aplicación tal y como están comentando los creadores de Gossip, intentando incluir unas normas de uso donde se pueda denunciar a las personas que emiten mensajes vejatorios o de acoso, o eliminando usuarios violentos (que es mejor de cómo está), no es suficiente. No obstante, hace falta saber qué podemos hacer.

4.   ¿Cómo podemos intervenir las familias? Modelo dialógico de prevención de conflictos. Tolerancia 0 desde los 0 años y en cualquier espacio (también online)

Según las investigaciones científicas internacionales más importantes y las aportaciones de aquellas organizaciones sociales con más trayectoria en esta temática, sólo se puede prevenir y transformar estas situaciones de acoso desde una implicación de toda la comunidad y desde la coordinación de interacciones entre sus miembros. Ya no se puede continuar mirando a otro lado, y las familias tienen un papel importante, pueden impulsar el cambio conjuntamente en coordinación con el profesorado y otros agentes sociales de los barrios o poblaciones donde se sitúe, en las escuelas e institutos. El modelo dialógico de prevención de conflictos recoge estas aportaciones y su aplicación mejora la prevención de la violencia. A la vez promueve la prevención entre iguales. Es necesario crear espacios de diálogo sobre las situaciones de acoso conjuntamente con ellos y ellas y crear mecanismos dialógicos de prevención que partan del lenguaje del deseo y no sólo del lenguaje de la ética elaborado desde arriba. Formarles en los factores de riesgo reales, en la tolerancia 0 a la violencia desde los 0 años y escuchando sus propuestas.

 

Dra. Cristina Pulido

Coordinadora del Grupo Prevención del acoso online

CREA UB. Centre Especial de Recerca en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades

Teléfono: 93 403 51 64/50 99

e-mail: crea@ub.edu

 

 

 



[2] Valls, R., Puigvert, L., & Duque, E.(2008). Gender Violence amongst teenagers: socialization and prevention. Violence against Women,14(7), 759-785.

[3] Gómez, Jesús (2004). El amor en la sociedad del riesgo. Barcelona: Hipatia Editorial.